Lucha antimafia y represión del movimiento social campesino mas grande de Europa. Una historia del siglo XIX

Esta vez estaremos en el espacio vecinal del CSA 3peces3 con nuestro programa Italia_R-eXistencias_2016 tras haberlo intentado en La Cebada en la noche del 6 de mayo en qué la lluvia nos impidió seguir con la iniciativa.
Proyección, charla, aperitivo italiano veggie y algunas incursiones artisticas animaran la velada.
3peces3
Por ello queremos invitar a todos los grupos, colectivos, asociaciones de lucha y defensa de los derechos humanos y sociales a compartir el encuentro y a participar proactivamente.
En Madrid otra Italia trabaja en la visibilización de la memoria de la lucha antifascista e antimafia en los movimientos sociales italianos. Lo hace en Madrid para dar a comprender el pasado comun humano fortaleciendo nuestro presente a traves de ello, un pasado plural, inclusivo, compartido entre pueblos que viven y se realcionan libremente por la Pachamama.
Identidades y historias que hay que incluir en la memoria para que sea plural la forma de contar.Par poder decifrar la verdad y sacarla a la luz.
Sin nuestra propia versión añadida es imposible reconstruir un presente libre de la violencia de las visiones/identidades impuestas por los dominantes.
Eso hace que actuemos como ellos quieren, con sus formas, perpetuando su modelo de vida violento y represivo en cada espacio privado y publico, sin tener conciencia de ello.
Reflexionaremos con quienes querran estar sobre la represión de grupos dominantes cuando se juntan con organizaciones mafiosas.
Lo haremos como siempre desde la memoria, recuperando el momento historico en que se gesta la organización mafiosa en la sociedad siciliana para poderla reprimir por parte de grupos que veían peligrar su dominio tras la gran capacidad demostrada por el movimiento dei Fasci Siciliani que surge a finales del siglo XIX en la isla.
Las concecuencias para las sociedades que sufren ese refuerzo del dominio es irreversible y hace que la lucha popular sea aun mas dificil.
Mafia, capital, militares y nuevo estado unitario, todos juntos para reprimir un movimiento social crecido a finales del siglo XIX en Sicilia.
Hombres y mujeres, niños y niñas, obligadas a trabajar desde los 7/8 años a pesar que estuviese proibido, harapientos y hambrientos, capacez de unirse y organizarse como el “fascio” de trigo. El hilo de trigo solo no vale nada pero reunido en un fascio tiene fuerza y puede cambiar destinos.
2fascisicilianiguttuso1I Fasci Siciliani – Renato Guttuso
Por ello las organizaciones libertarias del pueblo siciliano se llamaron Fasci Siciliani. Fueron numerosos y con miles de iscritos e inscritas. En ellos había teatro social, el primero de la historia humana moderna, despensas solidarias, bibliotecas, escuelas, asambleas. Estudiaban juntas, escribian. Las mujeres tenían su proprio espacio y tomaban la palabra en publico con inteligencia y sabiduria. No tenian miedo en salir a la calle sin acompañantes.
Su nombre, i fasci, les fue arrebatado en el siglo XX por la propaganda fascista de Mussolini. El primer movimiento social del campesinado en busca de emancipación social en Europa tras el urbano de la Comuna de París fue borrado de la historia. Mientras los grupos dominantes como las mafias fueron tomando fuerza de ello por miedo a que otros pudieran seguir su huella.
Los seres humanos afiliados a I Fasci Siciliani fueron perseguidos, represaliados, asesinados, torturados, encarcelados, deportados, obligados al destierro, a la desaparicion de la memoria, a no poder contar su versión. pero seguiron haciendolo.
Ahora podemos devolverle la palabra, escucharles, aprender de ellos y reflexionar sobre otros movimientos parecidos en la epoca en que vivimos para poder afrontar las crisis provocadas por quienes dominan con mas claridad, organizadas y unidas.
Os esperamos.
en Madrid otra Italia

el 1 de mayo el por qué de una fiesta de los trabajadores y de las trabajadoras del mundo

Hemos querido recuperar del olvido un texto de Errico Malatesta.

En 1893 el lider anarquista y pensador humanista que toda humanidad tendría que leer y reflexionar, en espacios sociales como en los academicos, escribe sobre el sentido del primero de mayo, sobre le sentido de lo humano y el valor profundo que tiene el trabajo en la vida. Un trabajo libre en equilibrio con la naturaleza y la vida humana que en ella se desarrolla. Hoy como ayer el trabajo es precario, rompe y destroza, impide realizarse, practicar el apoyo mutuo y la solidaridad, multiplica y afianza la violencia. Hoy como ayer es un día celebrativo que no consigue ser fiesta para todas y todos.

Las luchas siguen iguales. Seguimos sin conseguir derechos concretos, sin que lo humano supere la violencia, la represión, el egoismo, el individualismo. La manipulación de los hechos y la propaganda impiden conocer la verdad.

Hoy como ayer no tenemos memoria y construimos identidades sobre una historia que no es la de los movimientos en lucha. La mayoria no sabe que han esistido grupos, movimientos y pueblos capaces de grandes cosa para conseguir emancipación.

Uno de ellos fue el movimiento popular de “I Fasci Siciliani” mas de 300.000 hombres y mujeres, unidos y organizados, en lucha para conseguir una vida mejor en los mismos años en que Malatesta escribía esta magnifica y contemporanea reflexión. Fueron arrasados por la mafia, las istituciones tomadas por grupos corruptos, los clanes que querían seguir lucrando con sus intereses.

Por ello presentamos en Madrid dentro del programa Italia_R-eXistencias_2016 del documental de Nella Condorelli “1893. La investigación” que devuelve visibilidad a ese valiente movimiento humano que junto con la Comuna de París y con otros por todo el mundo, fue un faro para los pueblos oprimidos del siglo XIX.

3M_Volantino.esp

Ayer como hoy sabemos que hay que seguir visibilizando los hechos alrededor de luchas pasadas para tener bien claro que no se pueden conseguir derechos sociales y laborales si al otro lado estan las mafias y otros clanes.

Las mafias son capacez de enlazar relaciones toxicas con cualquier otro grupo por interes economico y de dominio. Se extienden en todo espacio geografico y de ambito, controlan con violencia manipuladora el mundo laboral.

Consiguen en momentos de crisis, entrar con sus leyes impuestas, marcando las decisiones que se toman dentro de una familia acabando con controlar sus decisiones y la educación desde la mas temprana edad, corrumpiendo desde lo mas profundo. Las mafias penetran llegando a controlar el espacio laboral hasta dominar controlando la oferta y la calidad de la oferta. Mercado negro, violencia, represión, destrucción del entorno, silencio impuesto son su formas, las formas que imponen. Sólo juntas, educando y empoderando sobre ellas, podemos seguir la lucha en solidaridad y apoyo mutuo.

Hoy podemos recuperar la memoria de esos hechos, de pueblos como el siciliano, de sus luchas emancipatorias. Podemos leer los textos de Malatesta, llevarlos a la práctica como hacen pueblos del siglo XXI, como el kurdo.

Gracias a ello podemos empoderarnos y seguir el camino hacia la liberación de lo humano hasta que lo bestial desaparezca.

Tenemos el deber de hacerlo, la obligación de seguir luchando para la vida que vendrà sin olvidar ni una de las que lucharon por el camino.

– Sin baile no hay revolución – comentaba Emma Goldman.

Asì que

¡Feliz Fiesta del 1 de mayo a toda la humanidad!

__________________________

El primero de Mayo

de Errico Malatesta (1893)

Publicado originalmente en

The Commonweal (Londres) 1, nueva serie, no. 1 (1 de mayo de 1893).

 

Por tercera vez el proletariado consciente de todos los países afirma por medio de una manifestación internacional, la solidaridad real entre los trabajadores, el odio a la explotación, y la voluntad, día tras día más determinada, de darle fin al sistema existente.

Los gobiernos y las clases tiemblan, y tienen buena razón. No porque en este día romperá la revolución — pues ese es un evento que puede ocurrir cualquier día del año — sino porque cuando los oprimidos comienzan a sentir el peso y la deshonra de la opresión, cuando se sienten como hermanos, cuando olvidan todos los odios históricos fomentados por las clases gobernantes, cuando se toman de las manos cruzando las fronteras y sienten la solidaridad en la lucha por una emancipación común, entonces el día de la liberación se acerca.

¿Qué importa si los hombres y los partidos ofrecen diversas razones hoy por hoy para sus fines inmediatos y en acuerdo al beneficio que esperan derivar de ellos? El hecho principal sigue siendo que los trabajadores anuncian que están todos unidos, y son unánimes en la lucha contra los dominadores. Este hecho sigue siendo, y seguirá siendo, uno de los eventos más importantes del siglo, y uno de los signos que proclaman la Gran Revolución — una revolución que dará a luz a una nueva civilización fundada sobre el bienestar de todos, y la solidaridad del trabajo: Es un hecho, cuya importancia sólo es equiparada en el presente por aquel otro anuncio proletario de la asociación internacional entre los trabajadores.

(en el video Errico Malatesta en la fiesta del 1 de mayo de 1920 en Savona, Italia)

Y el movimiento es de suma relevancia por ser obra directa de las masas, y bien separada e incluso en oposición a la acción de los partidos.

Cuando los socialistas de estado en el Congreso de París de 1889, definieron el 1º de Mayo como un día de huelga internacional, fue meramente una de esas definiciones platónicas que se hacen en los congresos simplemente por declarar un principio, y que son olvidadas tan pronto como el congreso termina. Tal vez pensaron que esa decisión podría ayudar a darle importancia a su partido, y a serle útil a ciertos hombres como cabecera electoral; pues desgraciadamente estas personas parecen tener corazones que solo laten con entusiasmo por propósitos electorales. En cualquier caso, sigue siendo cierto que desde el momento en que percibieron que la idea se había abierto paso, y que las manifestaciones se volvieron imponentes y que amenazaban con llevarles por senderos revolucionarios, se esforzaron por controlar el movimiento y por despojar el significado que el instinto popular le había dado.

Para probar esto, no se requiere más que recordar los esfuerzos que se han hecho por cambiar la manifestación desde el primer día de mayo al primer domingo de mayo. Puesto que no es la regla trabajar los domingo, hablar de suspensión del trabajo en ese día es simplemente una farsa y un fraude. Ya no es una huelga, ya no es un medio para afirmar la solidaridad de los trabajadores y su poder de resistir las órdenes de los empleadores.

Queda como un simple fête o feriado — un poco de marcha, unos cuantos discursos, unas pocas e indiferentes resoluciones, con el aplauso de grandes o pequeñas congregaciones — ¡eso es todo! Y para matar con aún más eficacia al movimiento que sin pensarlo comenzaron, han llegado a tal punto de querer pedir al gobierno ¡Qué declare el 1º de Mayo feriado oficial!

La consecuencia de todas estas tácticas adormecedoras es que las masas, que en un comienzo se lanzaban al movimiento con entusiasmo, comienzan a perder su confianza en él, y están empezando a considerar el 1º de Mayo como un mero desfile anual, con la única diferencia con otros desfiles tradicionales de ser más apagado y más aburrido.

Es asunto de los revolucionarios salvar este movimiento, que podría en algún momento u otro dar ocasión a consecuencias más importantes, y que en cualquier caso es siempre un poderoso medio de propaganda al cual renunciar sería un desatino.

Entre los anarquistas y los revolucionarios hay algunos que no tienen ningún interés en el movimiento, algunos incluso lo objetan porque el primer impulso, en Europa al menos, fue dado por los socialistas parlamentaristas, que utilizaron las manifestaciones como una forma de obtener poderes públicos, las ocho horas legales, legislación internacional con respecto al trabajo, y otras reformas que sabemos que son meras carnadas, que sirven solo para engañar a la gente, y para desviarles de introducir demandas sustanciales, o bien para apaciguarles cuando amenacen al gobierno y a las clases propietarias.

Estos objetores están equivocados en nuestra opinión. Los movimientos populares comienzan como pueden; casi siempre brotan de alguna idea ya trascendida por el pensamiento contemporáneo. Es absurdo esperar que en la condición presente del proletariado la gran masa esté capacitada antes de concebir y aceptar un programa formulado por un pequeño número a quienes las circunstancias han dado medios excepcionales de desarrollo, un programa que solo puede llegar a ser conscientemente aceptado por el gran número por la acción de condiciones morales y materiales que el movimiento mismo debe suministrar. Si esperamos, para saltar a la palestra, a que el pueblo monte los colores anarquistas comunistas, correremos gran riesgo de ser eternos soñadores; veremos la corriente de la historia fluir a nuestros pies mientras contribuimos escasamente algo en la determinación de su curso, dejando mientras el campo libre a nuestros adversarios quienes son enemigos, consciente o inconscientemente, de los reales intereses del pueblo.

Nuestra bandera debemos montarla nosotros mismos, y hemos de llevarla en alto donde sea que haya personas que sufren, particularmente donde sea que haya personas que demuestran estar cansadas de sufrir, y luchan de cualquier modo, bueno o malo, contra la opresión y la explotación.

Los trabajadores que sufren, pero que poco o nada comprenden de teorías, los trabajadores que tienen hambre y frío, que ven a sus hijos languidecer y morir de inanición, que ven a sus esposas y hermanas darse a la prostitución, trabajadores que saben que ellos mismos marchan al asilo o al hospital — estos no tienen tiempo que esperar, y están naturalmente dispuestos a preferir cualquier mejora inmediata, no importa cuál — incluso una transitoria o una ilusoria, ya que la ilusión mientras perdure pasa por realidad. Sí, mejor eso que esperar por una transformación radical de la sociedad, que destruya por siempre las causas de la miseria y de las injusticias del hombre contra el hombre.

Esto es fácil de comprender y de justificar, y explica por qué los partidos constitucionales que explotan esta tendencia hablando siempre de las pretendidas reformas como “practicables” y “posibles” y de las mejorías parciales pero inmediatas, generalmente triunfan mejor que nosotros en su propaganda entre las masas.

Pero donde los trabajadores cometen un error (y es labor nuestra corregirles) es en suponer que las reformas y mejorías son más fáciles de obtener que la abolición del sistema salarial y la completa emancipación del trabajador.

En una sociedad basada en un antagonismo de intereses, donde una clase retiene toda la riqueza social y se organiza en el poder político para defender sus privilegios, la pobreza y el sometimiento de las masas desheredadas siempre tenderán a alcanzar su máximo compatible con la existencia básica del hombre y con los intereses de la clase dominante. Y esta tendencia no encuentra obstáculo alguno excepto en la resistencia de los oprimidos: la opresión y la explotación nunca se detiene hasta que se alcanza el punto en que los trabajadores se muestran decididos a no soportarlas más.

Si se obtienen pequeñas concesiones en vez de grandes, no es porque sean más fáciles de obtener, sino porque las personas se contentan con ellas.

Siempre ha sido por medio de la fuerza o del miedo que se ha obtenido algo de los opresores; siempre ha sido la fuerza o el miedo lo que ha impedido a los opresores quitar lo que han concedido.

Las ocho horas y otras reformas — sea cual sea su mérito — solo pueden obtenerse cuando los hombres se muestran resueltos a tomarlas por la fuerza, y no traerán mejora alguna a la suerte de los trabajadores a menos que éstos estén determinados a no sufrir más lo que sufren hoy.

Lo sabio entonces, e incluso lo oportuno, requiere que no malgastemos tiempo y energía en reformas sedantes, sino que luchemos por la completa emancipación de todos — una emancipación que solo puede volverse realidad mediante la puesta en común de la riqueza, y mediante la abolición de los gobiernos.

Esto es lo que los anarquistas han de explicar a las personas, pero para hacerlo deben no mantenerse distantes desdeñosamente, sino unirse a las masas y luchar junto a ellas, empujándolas mediante el razonamiento y el ejemplo.

Además, en países en que los desheredados han intentado una huelga el 1º de Mayo han olvidado las “8 horas” y lo demás, y el 1º de Mayo ha tenido todo el significado de una fecha revolucionaria, en la que los trabajadores del mundo entero cuentan sus fuerzas y se prometen ser unánimes en los días venideros de la batalla decisiva.

Por otra parte, los gobiernos se esmeran en remover toda ilusión que cualquiera pueda albergar, en cuanto a la intervención de los poderes públicos en favor de los trabajadores; pues en vez de concesiones, todo lo que se ha obtenido hasta ahora ¡han sido arrestos al por mayor, cargas de caballerías, y descargas de armas de fuego! — ¡asesinato y mutilación!

Entonces ¡QUE VIVA el 1º de Mayo!

No es, como hemos dicho, el día de la revolución, pero sigue de todos modos siendo una buena oportunidad para la propagación de nuestras ideas, y para volcar las mentes de los hombres hacia la revolución social.

 

 

Acción Poetica en Italia_R-eXistencia_2016

El 23A en la Fiesta Popular Italiana de Italia_R-eXistencias_2016 habrá Acción Poetica con Acida Azotea. Aquí os dejamos con una poesia de Gianni Rodari, maestro y poeta antifascista.

https://www.facebook.com/events/1716774821941791/

 

GRodari

Promemoria

Perchè ci sono cose da fare ogni giorno:

lavarsi, studiare, giocare,

Preparare la tavola, a mezzogiorno.

Ci sono cose da far di notte:

chiudere gli occhi, dormire.

avere sogni da sognare,

orecchie da sentire.

Ci sono cose da non fare mai,

nè di giorno, nè di notte,

nè per mare, nè per terra:

per esempio LA GUERRA.

 

Porqué hay cosas que hay

que hacerse a diario:

lavarse, estudiar, jugar,

poner la mesa, a mediodía.

Hay cosas que hacer por la noche:

Cerrar los ojos, dormir,

tener sueños para soñar,

orejas para oir.

Hay cosas que no hay que hacer nunca,

ni de día, ni de noche,

ni por mar, ni por tierra:

por ejemplo LA GUERRA.

 

 

Del por qué celebramos con una fiesta la liberación del fascismo

 

Programa completo de Italia_r-eXistencias_2016 en http://wp.me/pTxbd-qR

Italia_R-eXistencias16_cartel_fbCartel_esp_23A

23A_Lectura_Niñas

Italia_R-eXistencias cumple seis años en Madrid.

Organizada por las as. A Madrid si muove un’altra Italia – en Madrid otra Italia, autogestionada con el trabajo colectivos de quienes quieran acercarse y participar, se realiza entre dos fechas muy importantes para la historia del pueblo  italiano.

El 25 de abril, fiesta de liberación del fascismo con que finaliza la II guerra mundial acabando con ese regimen, el 8 de mayo, día en qué la mafia asesina Peppino Impastato, periodista y activista antimafia. A partir de ese momento será un ejemplo de vida para la juventud italiana en busca de emancipación.

El 25 de abril en Italia es un día de fiesta. Non se va al colegio ni a trabajar. Nos movemos hacia los lugares de memoria de la lucha antifascista e antimafia, de la Resistencia partisana, donde tuvieron lugar masacres y matanzas nazifascistas.

Es una fiesta constitucional como popular donde los homenajes, el cante, el baile, la comida, acompañan el camino hacia la meta. Se hace senderismo, en todos aquellos lugares de memoria, en la naturaleza, ella misma protagonista de nuestras vidas. Numerosa es la juventud que participa renovando la alegría de esas generaciones luchadoras que renunció a su libertad para hacernos libres.Lo mismo pasa cada 9 de mayo un día tras la muerte de Peppino para significar que la vida sin mafia continua.

Recordamos hechos y nombres, muchos, demasiados, para no olvidar que el fascismo es voluntad de eliminación de seres humanos por sus diferencias.

Las mafias, grupos poderosos, se aprovecharon en esos años para hacerse fuertes juntandose a otros grupos dominantes. Su labor para cabar dominando es penetrar ayer como hoy en el profundo del alma de los seres humanos, corrumpiendo a familias enteras que instruyen sus hijos e hijas en la violencia, la indiferencia, la conquista de las cosas a traves de la represión, la amenaza, hasta llegar a donde sólo si obedeces obtienes derechos a cuesta de dejar de ser libre.

Nosotras queremos vivir, crecer, educar respetando, apreciando, amando  las diferencias, incluyendola en un proyecto de convivencia pacifica, alegre, abierta. Esa es la tarea mas grande y bella que nos han dejado por cumplir quienes lucharon para regalarnos un mundo sin guerras, libre, culto, digno.

El colectivo, que se convertirá en asociación, nace en 2009 por querer celebrar esa fechas en Madrid entre la comunidad italiana haciendo visible el espíritu y el valor social de ellas en la ciudad donde vivimos, Madrid.

Para no olvidar que la guerra, las persecuciones, el odio, el racismo, han marcado las vidas de muchas generaciones entre finales del siglo XIX y la II guerra mundial en Italia, por el mundo. El colonialismo e la internacionalización del fascismo y de las mafias han destruido vidas conllevando la masacre de comunidades enteras dentro y fuera de Italia. Es el caso del pueblo español, etíope, eritreo, líbio que sufrieron matanzas, violencias, racismo, bombardeos durante el largo régimen fascista. Las consecuencias de todo ello perviven y siguen marcando las vidas de pueblos y comunidades por el planeta, hasta hoy.

Por eso en Madrid otra Italia ha elegido ser puente de memoria en tierra ibérica donde el antifascismo italiano llegó para defender el pueblo español con presencias que superan las 4000. Puede que algunos estén todavía desaparecidos en fosas. Hombres y mujeres, hasta jovencísimos, que se cruzaron en la lucha de resistencia antifascista de Europa y de Italia.

Unas vidas de R-eXistencias que merecen ser contadas.

Sufrieron violencias desgarradoras, donaron su vida para liberar el futuro de la humanidad, a donde hiciera falta.

Creemos, en el surco de la lucha antifascista, en el valor social de la memoria que contribuye a la construcción del presente, de un futuro de convivencia pacífica, respetando a las víctimas de todas las opresiones.

Para contarnos y relacionarnos elegimos espacios de cultura y reflexión, como el académico, librerías, asociativos. Nos mezclamos con otras R-eXistencias visibilizando valentía y capacidades de emancipación de la comunidad italiana en su pluralidad, con otras, en el pasado y en el presente.

Desde la primera programación hemos puesto al centro de nuestras actividades a las Artes, esas apasionantes formas de comunicar lo humano en la historia y en la cultura que nos une y nos hace comunidad.

En este blog podéis encontrar toda la programación de las anteriores ediciones de Italia_R-eXistencias, conciertos, presentaciones de libros, proyeciones, reflexiones, acciones poeticas. Hilando nuestra cultura con la de otros pueblos, comunidades.

Queremos agradecerle a todos los compañeros y a todas las compañeras que hemos cruzado por el camino por haber sido y ser el alma de estas iniciativas. Con vuestra fuerza, alegría, ilusión, junto con la de todas, toda utopía se hace realidad.

Quienes fueron protagonistas de esos años tan terribles merecen ser recordados/as. Merecen ser celebrados con una fiesta popular llena de alegría que nos hace libres. Para poder seguir sus huellas en las luchas emancipadoras contemporáneas, los pueblos unidos.

Ayer, hoy, siempre.

en Madrid otra Italia

21 de abril de 2016

 

Khaossia. Los ritmos del salento llegan a Madrid

versión italiana

Khaossia tocará el 20 de abril  a las 22h en la sala el Rincón del Arte Nuevo de Madrid. El concierto es parte de la programación Italia_R-eXistencias_2016 promocionado por nuestra asociación. Ofrecemos dos entradas gratuitas a quienes nos enviarán nombre y apellidos a la dirección enmadridotraitalia@gmail.com hasta el 19 de abril. El sorteo se hará efectivo la mañana del día 20. Comunicaremos los resultados a los ganadores que podrán recoger su entrada poco antes del concierto.

Os dejamos con la entrevista y con las magicas atmosferas del Salento.

Khaossia

Para comenzar esta entrevista, ¿podéis decirnos qué significa vuestro nombre y porqué lo habéis escogido?

El nombre del grupo nace de nuestra intrínseca capacidad de crear desorden allá donde vamos. Durante nuestro primer concierto, por ejemplo, en 2005, en Cremona, conseguimos salir en todas las primeras páginas de los periódicos del norte y del sur de Italia, por haber asistido, atónitos, a la multa infringida por un estricto carabiniere en el local que nos había acogido. El motivo de la multa era el de “baile espontáneo no autorizado”, que violaba un Decreto Real de principios del siglo XX. Para desgracia del carabiniere la mayor parte de los que bailaban al ritmo irrefrenable de la pizzica eran periodistas… que no tomaron muy bien la prohibición de una libertad de expresión. La historia tuvo sin embargo un final feliz, ya que la multa fue inmediatamente revocada. Desde entonces el nombre  que nos pareció más apropiado para definirnos ha sido Khaossia, es decir, …”Sea el Khaos”.

¿Cómo empieza vuestra historia? ¿Quiénes sois, de dónde y cómo ha nacido el grupo?

Los Khaossia nacen en Cremona del encuentro entre un salentino, (quien habla), con los músicos pertenecientes al panorama  de la  world music. Precisamente la contaminación entre Salento y el Mundo, entre música popular salentina, música antigua y varios géneros musicales, estrechamente ligados al mundo Trad, ha generado el ADN de los Khaossia. Grupo que yo mismo, como fundador, tengo dificultades en clasificar y recoger en una sola definición.

El grupo base de los Khaossia está formado por: Fabio Turchetti, cremonés de nacimiento y salentino de adopción, compositor, cantante y organetista; Hermes Mangialardo, salentino, excepcional visual artist; Luca Congedo, flautista salentino y fundador del grupo; Vincenzo Urso, salentino, cantante y percusionista (tamburelliere); Maurizio Corda, músico y etnomusicólogo sardo, guitarrista y cantante. A estos hay que añadir las diversas colaboraciones según el proyecto en curso.

¿Qué tipo de música hacéis y por qué?

Los Khaossia desde siempre dividen su producción musical en dos vertientes: la de una nueva propuesta de los clásicos de la tradición popular salentina (pizzica, tarantelle, cantos de trabajo, stornelli)  y la de sus producciones originales.

Estas últimas parten siempre de la historia, de la cultura y de la tierra del Salento. Pueden ser inspiradas por el descubrimiento de un manuscrito del ‘700 en lengua leccese, por la historia de acogida y hospitalidad de los salentinos, por el roll que el Salento  tiene como Puerta de Oriente desde los tiempos de la antigüedad. Estas obras se suelen realizar a través de la fusión de lenguajes completamente originales (música, teatro, literatura, imágenes, danza), inspirados a  veces por los incipit extraídos de textos olvidados en alguna biblioteca de provincia.

¿Qué instrumentos tocáis? ¿Nos los contáis un poco?

Los instrumentos que tocamos son algunos típicos de la tradición salentina como el tamburo a cornice, el “rey de las pizziche”, el organillo, la guitarra. Otros sin embargo proceden de nuestro deseo de contaminación con la música antigua, como las flautas renacentistas y barrocas.

En nuestras producciones originales, como EOS, Le Grechesche o La Rassa a Bute,  nos movemos libremente sobre los timbres que nos resultan más adecuados para lo que queremos contar o transmitir. Hemos usado a menudo por ejemplo, el lauto cretese, el tin-whistle irlandés, el violín, el banjo, la viola da gamba y una serie infinita de instrumentos a pizzico.

¿Cómo elegís los textos, la música?

También aquí hay que hacer una distinción entre proyectos originales y música tradicional. En lo referente a esta última proponemos a menudo los cantos de trabajo, los amorosos y las pizziche (danza reina en el Salento) que sentimos más adentro de nosotros en sentido emotivo y estético. Intentamos trazar en nuestros conciertos de pizzica una breve historia y un hilo lógico que represente lo que queremos comunicar de nuestra tierra.

Para los proyectos originales captamos de las fuentes aquello que nos gusta evidenciar después en las obras. Puede ser un evento, una sugestión, un viaje, una descripción, un personaje.

¿De qué hablan vuestras canciones?

Las canciones tradicionales salentinas reflejan la vida cotidiana, con sus tiempos y con sus rituales. Suelen hablar del duro trabajo en los campos y de la consecuente explotación de los campesinos por obra de algún latifundista. Documentan la condición de la mujer. Un filón que no puede faltar es el del amor que está, entre otras cosas, en la base de la pizzica de core, la danza de cortejo hecha a base de ritmo, mirada y sensualidad.

¿Qué es para vosotros la memoria? ¿Pensáis que vuestro arte, vuestra música, tiene que ver con todo ello (con vuestra tierra, comunidad, cultura…)?

La memoria es todo. Sin ella un pueblo olvida sus propias raíces y se aliena.

Nuestro proyecto parte precisamente del descubrimiento, de la interpretación y de la valorización de la memoria de una tierra rica en historia, cultura y tradiciones como es el Salento. Por ello no nos limitamos a tocar  solo la pizzica, sino que intentamos focalizar la atención también en algunas micro-historias de nuestra tierra.

El nuestro no es un proyecto campanilistico, ruralista. Es la voluntad de capturar y compartir con un público lejano las sugestiones que el Salento continuamente nos ofrece del pasado y del presente.

¿Qué pieza, entre las vuestras, según vosotros, representa mejor esta relación?

La canción a la que estamos más ligados es seguramente Lu rusciu te lu mare (El sonido del mar), un canto amoroso gallipolino, de Gallipoli.

El vínculo con el mar para un salentino es indisoluble, como el que siente por la tierra y el sol.

Nu giurnu scei ‘ncaccia a li paduli
E ‘ntisi le cranonchiule cantare.
A una a una le sentia cantare
Ca me pariane a mie Lu Rusciu te lu Mare.
Lu Rusciu te lu Mare è troppu forte
La fija te lu re se tae la morte.
Iddha se tae la morte e jeu la vita
La fija te lu re sta se marita.
Iddha sta se marita e jeu me ‘nzuru
La fija te lu re porta nu fiuru.
Iddha porta nu fiuru e jeu na parma
La fija te lu re sta va ‘lla Spagna.
Iddha sta va la Spagna e jeu ‘n Turchia
La fija te lu re è la zita mia.
E vola vola vola vola vola
E vola vola vola palomba mia
Ca jeu lu core meu te l’aggiu ddare
Ca jeu lu core meu te l’aggiu ddare.

 “Lu Rusciu te lu Mare” tradotto in Italiano

Un giorno andai a caccia per le paludi
E idii le ranocchie gracidare.
A una a una le sentivo cantare
Mi sembravano il rumore del mare.
Il rumore del mare è molto forte
La figlia del re si da la morte.
Lei si dà la morte e io la vita
La figlia del re ora si marita.
Lei si marita e io mi sposo
La figlia del re porta un fiore.
Lei porta un fiore e io una palma
La figlia del re parte in Spagna.
Lei parte in Spagna e io in Turchia
La figlia del re è la fidanzata mia.
E vola vola vola vola vola
E vola vola vola colomba mia
Che io il cuore mio te lo devo dare
Che io il cuore mio te lo devo dare

Khaossia. I ritmi del Salento arrivano a Madrid

versión española

Khaossia suonerá il 20 aprile alle 22 presso la sala el Rincón del Arte Nuevo di Madrid. Il concerto è parte della programmazione Italia_R-eXistencias_2016 di cui è promotrice la nostra associazione. Offriremo 2 biglietti gratis a chi invierà nome e cognome all’indirizzo enmadridotraitalia@gmail.com entro il 19 aprile. L’estrazione avverrà nella mattinata del 20. Ne comunicheremo i risultati ai vincitori che potranno ritirarli poco prima del concerto.

Vi lasciamo con l’intervista e con le atmosfere magiche del Salento.

Khaossia

Ciao, cominciate col dirci cosa significa il vostro nome e perchè lo avete scelto?

Il nome del gruppo nasce dalla nostra intrinseca capacità di creare scompiglio ovunque andiamo. Durante il nostro primo concerto, ad esempio, nel 2005 a Cremona, riuscimmo a finire su tutte le prime pagine dei giornali del Nord e Sud Italia per aver assistito attoniti alla multa inflitta, da uno zelante carabiniere, al locale che ci ospitava. La motivazione fu quella di “ballo spontaneo non autorizzato”, in violazione a un Decreto Regio degli inizi del ‘900. Per sfortuna del carabiniere, la maggior parte di coloro che ballavano spontaneamento al ritmo irrefrenabile della pizzica erano giornalisti…che non presero molto bene la violazione di una libertà di espressione. La storia ebbe però il lieto fine, visto che la multa fu inmediatamente revocata. Da allora il nome che ci sembrava più appropriato per definirci fu Khaossia ovvero…”Sia il Khaos”.

Come comincia la vostra storia. Chi siete, di dove e come siete nati?

I Khaossia nascono a Cremona dall’incontro di un salentino, il sottoscritto, con musicisti appartenenti al panorama della world music. Proprio la contaminazione tra Salento e Mondo, tra musica popolare salentina, musica antica e svariati generi musicali, prettamente legati al mondo Trad, ha generato il DNA dei Khaossia. Gruppo che io stesso, da fondatore, faccio fatica a classificare e a chiudere in una sola definizione.

Il gruppo base dei Khaossia verte su: Fabio Turchetti, cremonese di nascita e salentino di adozione, compositore, cantante e organettista; Hermes Mangialardo, salentino, eccezionale visual artist; Luca Congedo, flautista salentino e fondatore del gruppo; Vincenzo Urso, salentino, cantante e tamburellista; Maurizio Corda, musicista ed etnomusicologo sardo, chitarrista e cantante. A questi vanno aggiunte le varie collaborazioni chiamate a seconda del progetto in corso.

Che tipo di musica fate e perchè?

I Khaossia da sempre dividono la loro produzione musicale in due filoni: quello di riproposizione dei classici della tradizione popolare salentina (pizzica, tarantelle, canti di lavoro, stornelli) e quello delle loro produzioni originali.

Quest’ultime partono sempre dalla storia, dalla cultura e dalla terra del Salento. Possono essere ispirate dal ritrovamento di un manoscritto del ‘700 in lingua leccese, dalla storia di accoglienza e ospitalità dei salentini, dal ruolo che il Salento ha come Porta d’Oriente sin dai tempi antichi. Queste opere si realizzano solitamente con la fusione di linguaggi artistici completamente originali(musica, teatro, letteratura, immagini, danza), ispirati a volte da incipit tratti da testi dimenticati in qualche biblioteca di provincia.

Che strumenti suonate? Ce li raccontate?

Gli strumenti che suoniamo sono alcuni tipici della tradizione salentina come il tamburo a cornice, il “re delle pizziche”, l’organetto, la chitarra. Altri invece vengono dal nostro desiderio di contaminare con la musica antica, come i flauti rinascimentali e barocchi.

Nelle nostre produzioni originali, come EOS, Le Grechesche o La Rassa a Bute,  spaziamo di volta in volta sui timbri che ci risultano essere  più adeguati a ciò che vogliamo raccontare o trasmettere. Abbiamo ad esempio usato molto spesso il lauto cretese, il tin-whistle irlandese, il violino, il banjo, la viola da gamba e una serie infinita di strumenti a pizzico.

Come scegliete i testi, le musiche?

Anche qui bisogna fare la distinzione tra progetti originali e musica tradizionale. In quest’ultima riproponiamo solitamente i canti di lavoro, di passione e le pizziche (danza regina del Salento) che più sentiamo dentro a livello emotivo ed estetico. Cerchiamo di tracciare nei nostri concerti di pizzica una breve storia e un filo logico che meglio rappresenti quello che vogliamo comunicare della nostra terra.

Per i progetti originali solitamente spulciamo dalle fonti ciò che ci piace evidenziare poi nelle opere. Può essere un evento, una suggestione, un viaggio, una descrizione, un personaggio.

Di cosa parlano le vostre canzoni?

Le canzoni tradizionali salentine riflettono la vita contadina, con i suoi tempi e i suoi riti. Parlano solitamente del duro lavoro nei campi e del conseguente sfruttamento dei contadini ad opera di qualche latifondista. Documentano la condizione della donna. Un filone immancabile è quello dell’amore che sta, tra l’altro, alla base della pizzica de core, la danza di corteggiamento fatta di ritmo, sguardi e sensualità.

Che cos’è per voi la memoria? Pensate che la vostra musica / arte abbia a che fare con essa? (con la vostra terra, comunità, cultura,…)

La memoria è tutto. Senza questa un popolo dimentica le proprie radici e si aliena. Il nostro progetto parte proprio dalla riscoperta, dall’interpretazione e dalla valorizzazione della memoria di una terra ricca di storia, cultura e tradizioni come il Salento. E’ per questo che non ci limitiamo a suonare solo la pizzica, ma cerchiamo di focalizzare l’attenzione anche su alcune microstorie della nostra terra.

Il nostro non è un progetto campanilistico. E’ la volontà di catturare e condividere con un pubblico lontano le suggestioni che il Salento continuamente ci elargisce dal passato e dal presente.

Che brano secondo voi identifica meglio questo legame tra le vostre?

Il brano a cui siamo più legati è sicuramente Lu rusciu te lu mare (Il suono del mare), un canto passionale gallipolino. Il legame con il mare per un salentino è indissolubile come quello per la terra e per il sole.

 

Nu giurnu scei ‘ncaccia a li paduli
E ‘ntisi le cranonchiule cantare.
A una a una le sentia cantare
Ca me pariane a mie Lu Rusciu te lu Mare.
Lu Rusciu te lu Mare è troppu forte
La fija te lu re se tae la morte.
Iddha se tae la morte e jeu la vita
La fija te lu re sta se marita.
Iddha sta se marita e jeu me ‘nzuru
La fija te lu re porta nu fiuru.
Iddha porta nu fiuru e jeu na parma
La fija te lu re sta va ‘lla Spagna.
Iddha sta va la Spagna e jeu ‘n Turchia
La fija te lu re è la zita mia.
E vola vola vola vola vola
E vola vola vola palomba mia
Ca jeu lu core meu te l’aggiu ddare
Ca jeu lu core meu te l’aggiu ddare.

 “Lu Rusciu te lu Mare” tradotto in Italiano

Un giorno andai a caccia per le paludi
E idii le ranocchie gracidare.
A una a una le sentivo cantare
Mi sembravano il rumore del mare.
Il rumore del mare è molto forte
La figlia del re si da la morte.
Lei si dà la morte e io la vita
La figlia del re ora si marita.
Lei si marita e io mi sposo
La figlia del re porta un fiore.
Lei porta un fiore e io una palma
La figlia del re parte in Spagna.
Lei parte in Spagna e io in Turchia
La figlia del re è la fidanzata mia.
E vola vola vola vola vola
E vola vola vola colomba mia
Che io il cuore mio te lo devo dare
Che io il cuore mio te lo devo dare

 

 

 

 

Italia_R-eXistencias_2016

La as. A Madrid si muove un’altra Italia – en Madrid otra Italia presenta, por sexto año, Italia_R-eXistencias. La memoria es el punto de partida de nuestro trabajo para dar a conocer la historia de los movimientos italianos antifascista e antimafia, entre pasado y presente, en fechas que son de celebración y homenaje para el pueblo italiano, enlazando con las de otros pueblos. En nuestro blog aparecerà la programación completa de

Italia_R-eXistencias_2016.

¡Estas invitad@ a celebrarlo con nosotr@s!

Italia_R-eXistencias16_cartel_fb3peces3

6M_LaCebada_cartel

Khaossia

23A_Lectura_NiñasCartel_esp_23A

static_qr_code_without_logo


Archivos

Estadísticas

  • 27,696 hits

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: